viernes, 24 de enero de 2020

Manzanares el Real: el Castillo de los Mendoza, la Ermita de Peña Sacra y El Tranco (18 de enero de 2020)

Hoy, ante la previsión de lluvia, nos fuimos hasta Manzanares el Real para hacer un plan mixto, con visita turístico-kultureta, paseo, comida de mantel y cubiertos, y nuevo paseo que ayudara a digerir la indigestión.
Comenzamos visitando el Castillo Nuevo de los Mendoza, dando después un paseo hasta la Ermita de Peña Sacra y El Tranco. Tras la comida, volvimos al pueblo ascendiendo al collado de Quebrantaherraduras y pasando posteriormente junto al Centro de Visitantes de La Pedriza.


El Castillo Nuevo de los Mendoza
Se trata de una joya de la arquitectura militar medieval, que perteneció a la familia de los Mendoza, un poderoso linaje que provenía de tierras alavesas.
Está protegido por una barbacana o antemuro defensivo, cuyas saeteras llevan esculpidas en bajorrelieve la cruz del Santo Sepulcro de Jerusalén. Tiene cuatro torres en sus vértices, adornadas con unas bolas de estilo isabelino. Destaca en el conjunto la galería gótica del primer piso, que es una de las más bellas de toda la Península en su estilo, con sus grandes ventanales de arcos conopiales de medio punto, desde los que se contempla una bonita panorámica del embalse de Santillana. Sus estancias se abren a un patio interior rectangular con dos galerías sobre columnas octogonales. En su interior guarda una valiosa colección de tapices flamencos pertenecientes a varias series (una sobre la vida del hombre y otras dos sobre Alejandro Magno y sobre Julio César).
Fue erigido sobre la ermita románico-mudéjar de Nuestra Señora de la Nava. La construcción del palacio-fortaleza fue iniciada en el siglo XV por Diego Hurtado de Mendoza, primer Duque del Infantado, sucesor del Marqués de Santillana y hermano del Cardenal Mendoza, y finalizada por su hijo, Íñigo López de Mendoza, que incorporó al proyecto a Juan Guas, uno de los arquitectos de los Reyes Católicos y uno de los máximos representantes del gótico castellano (para los Mendoza también diseñó el Palacio del Infantado de Guadalajara y para los monarcas la Iglesia de San Juan de los Reyes de Toledo).

Su jardín cuenta con un laberinto, un palenque (espacio en que se recrean las justas o torneos medievales y otros juegos), huertas en que se cultivan vides, hortalizas o frutales y un huerto de plantas medicinales.










































Ayuntamiento de Manzanares


El Castillo Viejo de los Mendoza
Sus restos se encuentran pasado el río Manzanares. Solo resisten dos muros de pie. Al comenzar en 1475 las obras del castillo nuevo, se abandonó y quedó en el olvido.
Era una obra mudéjar, hecha a base de piedra de granito y de ladrillo, con planta cuadrada y torres en las esquinas (tres torres circulares y otra cuadrada, la del homenaje).






Ermita de Peña Sacra
Está sobre un promontorio rocoso que ofrece una amplia panorámica de La Pedriza. La construcción inicial es del siglo XVI y a ella se adosaron otras dependencias en el siglo XVIII.
































Dónde desayunar en Manzanares
Churrería La Rosca. Calle de Correos, 4.

Dónde comer en El Tranco
Quiosco El Madroño.
Hostal Restaurante El Tranco Ruta 608.
El Yelmo. Avenida de la Pedriza, 69.
Casa Julián. Avenida de la Pedriza, 128.

viernes, 17 de enero de 2020

A Cabezas de Hierro desde Cotos (12 de enero de 2020)

Lo que iba a ser una invernal se quedó un poco en agua de borrajas, debido a la poca nieve que hay en la sierra a estas alturas del mes de enero. La idea era subir a Cabezas de Hierro desde Cotos, bien por la Canal de las Cerradillas, bien por el Tubo Norte. Al final, unos optaron por la primera opción y otros, los más aguerridos, por la segunda.
Desde la cumbre de Cabeza de Hierro Mayor (2.381 m) se continúa hacia Cabeza de Hierro Menor (2.376 m), el cerro de Valdemartín (2.282 m) y la Bola del Mundo (2.258 m), descendiéndose desde esta última por las suaves pendientes de la Loma del Noruego.























domingo, 12 de enero de 2020

La Ruta del Frente del Agua, una circular desde Paredes de Buitrago (11 de enero de 2020)

Esta ruta circular, con punto de inicio en Paredes de Buitrago, permite recorrer un terreno por el que pasaba la línea del frente durante gran parte de la guerra civil. 


Iglesia de Paredes de Buitrago




Un desayuno improvisado


A finales de julio de 1936, varias columnas del ejército rebelde, procedentes de Pamplona y Burgos, cruzan el puerto de Somosierra al mando del general Mola. Su objetivo era, en primer lugar, controlar los embalses de Puentes Viejas y El Villar, que abastecían de agua a la población de Madrid; además, una vez conseguido lo anterior, pretendían seguir avanzando hacia el sur hasta cercar Madrid para poder tomar la ciudad en última instancia. Sin embargo, tras aproximadamente un mes de intensos combates en la zona, las tropas republicanas consiguieron frenar a las nacionales en su avance, reteniendo el control de los embalses de Puentes Viejas y El Villar. A partir de entonces, la línea del frente quedaría estabilizada en la zona, sin prácticamente cambios, aunque en permanente tensión, hasta el final de la guerra, desarrollando ambos bandos una amplia red de fortificaciones en campo abierto, que incluía trincheras, parapetos, puntos de observación, nidos de ametralladoras, casamatas o refugios subterráneos para la tropa, centros de mando, etc. Debido a que el mantenimiento de sus posiciones por los republicanos era clave para garantizar el suministro de agua de Madrid, se comenzó a conocer esta zona de fricción entre ambos ejércitos como el Frente del Agua.








Embalse de Puentes Viejas


Hemos realizado esta sencilla ruta, de unos 12 kilómetros sobre el papel, comenzando en Paredes de Buitrago. En el primer tramo, hemos pasado por varias posiciones republicanas en la Loma Quemada, en la actualidad cubierta por un pinar de repoblación. A continuación, hemos atravesado lo que era la línea del frente, adentrándonos en terreno que estaba en manos del ejército franquista y visitando las posiciones de Peñas Bajas y Peñas Altas, situadas junto a la carretera que lleva a Prádena del Rincón. 
Nos han salido unos 10 kilómetros, algo menos de lo esperado, en un espléndido día invernal.






Un nido de ametralladora en Loma Quemada



Por aquí pasaba la línea del frente



Uno que no se rinde












En Peñas Bajas











Paredes de Buitrago
El pueblo pertenece al municipio de Puentes Viejas, que se creó en 1975 e incluye también las localidades de Mangirón, Cinco Villas y Serrada de la Fuente.
Puede tomarse algo en el bar Paredes (plaza de la Cruz), aunque no suele abrir hasta las once y media de la mañana.
Se pueden visitar el Centro de Interpretación del Frente del Agua (junto a la iglesia) y el Museo de la Fragua.



Jordi Hurtado en pantalla


Archivo