domingo, 28 de diciembre de 2014

Año 2014

 
En Astigarraga
´

 
 
 
 
 
 
 
 
14 y 15 de abril: La Mujer Muerta
 
 
 
 
 
 
 
 
 
27 de julio: La Cuerda Larga
 
Agosto: Monte Perdido

7 de septiembre: De Camorritos a Siete Picos por la Senda Herreros

13 de septiembre: Una circular desde el monasterio del Paular

20 de septiembre: La pradera de la Pinosilla y el cerro de los Álamos Blancos

27 de septiembre: Una subida al collado de la Ventana para conmemorar el 10º Aniversario

4 de octubre: Una clásica por Peñalara y sus lagunas

11 de octubre: A Cabeza de la Braña desde Canencia

1 de noviembre: De la Pradera de Navalhorno al Cerro Pelado por los Pinares de Valsaín

8 a 10 de noviembre: Corrupsendas en La Jara

16 de noviembre: Al Pinar de Casasola desde Serrada de la Fuente

22 de noviembre: El cerro del Ecce Homo

5 a 8 de diciembre: Oliete

14 de diciembre: Una de paraguas a la ermita de Navahonda, en Robledo de Chavela

20 de diciembre: A la Peña Negra desde Garganta de los Montes

Nochebuena: En el Tepuy Roraima (Venezuela)

Nochevieja: En Valtorres, un pueblo próximo a Calatayud
 

Año 2013

 
 
En el refugio de la Albarea (Candeleda)
 
 
 
 
 
13 y 14 de abril: Queimada en Candeleda
 
 
 
 
 
 
 

25 a 27 de octubre: En bici por la Senda del Oso
 
 
 

Año 2012

 

En Nuevo Baztán










25 y 26 de febrero: Piorning al pie del Cancho

 
 
10 de marzo: Nuevo Baztán



Semana Santa: Por el circo de Lescun





 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Año 2011

 
En Santa María de las Hoyas (Cañón del río Lobos)


 
23 de enero: Pico del Lobo
 
30 de enero: Acebeda de Robregordo
 
 
 
 
 
 
Febrero: Panticosa
 
 
 

8 a 10 de abril: Almadén y Cabañeros

16 de abril: Al Cerro de los Hoyos desde la Hoya de San Blas

21 a 24 de abril: Mesa de los Tres Reyes y Petrechema

29 de abril: Picos de Urbión

15 de mayo: La Lagunilla del Yelmo, en la Pedriza

21 y 22 de mayo: Vivac en el Torozo, en Gredos

28 de mayo: De Muriel a la ermita de Peñamira

5 de junio: Por el alto valle del Lozoya

12 de junio: De La Granja a la Laguna de los Pájaros y el alto de los Neveros

18 y 19 de junio: Subida al Campachuelo, Ranas Folk y Cascada del Aljibe, en los pueblos negros de Guadalajara

25 de junio: Del Chorro de Navafría al pico del Nevero y los hoyos de Pinilla

9 de julio: Subida al pico Jano, en Cantabria

4 de septiembre: A las Torres de la Pedriza por el Callejón de las Abejas

9 y 10 de septiembre: Travesía por Ayllón y sus hayedos

9 a 11 de septiembre: El Camino Lebaniego de San Vicente de la Barquera a Potes

18 de septiembre: A la Pinareja entre pinares

25 de septiembre: Paseo por el Sabinar de Lozoya

1 de octubre: A la Najarra desde la ermita de San Blas, en Soto del Real

9 de octubre. A la Maliciosa desde Canto Cochino, por la cuerda de los Porrones, con bajada por el río Manzanares

16 de octubre: Ascensión al Porrejón desde La Hiruela

23 de octubre: De Pedrezuela a la garganta del río Guadalix y al embalse

Septiembre y octubre: Últimas escaladas en la Pedriza

Octubre: Sierra de la Demanda

Puente de Todos los Santos: Nueva visita al Josemi y a Irati

13 de noviembre: Subida a Cabeza Mediana desde el monasterio del Paular

19 de noviembre: Ruta circular desde Bustarviejo, con ascensión a La Perdiguera

26 y 27 de noviembre: Fin de semana alrededor del pico Casillas y el refugio del Pozo de la Nieve, en Gredos

4 de diciembre: Por los bosques de pinos piñoneros de las Cabezas de San Juan

Puente de la Constitución: Quereño, entre Valdeorras y El Bierzo

17 de diciembre: Vuelta al valle de Torija

Nochevieja: Santa María de las Hoyas, sierra de Neila y cañón del río Lobos



 

Año 2010


En el cerro Calderico (Consuegra)


19 a 22 de agosto: Perdiguero


17 a 19 de septiembre: Riaño, Sajambre y Valdeón

26 de septiembre: Pinares de Revenga



29 de octubre a 1 de noviembre: Un rato feliz con Josemi en Irati


13 de noviembre: A Peñalara

sábado, 20 de diciembre de 2014

A la Peña Negra desde Garganta de los Montes (20 de diciembre de 2014)

Esta tenía que haber sido la ruta del turrón, por celebrarse el fin de semana anterior a la Navidad, pero terminó por convertirse en la ruta del panetone, que estuvo acompañado de vino dulce de Málaga (Manilva) y de algo de pacharán.
 
El punto de partida fue Garganta de los Montes, un pueblo de tradición ganadera, con unos 300 habitantes, que se halla semiescondido en un valle secundario del Lozoya y rodeado de montañas. En la plaza del ayuntamiento se alza la iglesia de San Pedro (siglo XV), una edificación de grandes dimensiones, con torre igualmente desmesurada.
 
 
Iglesia de San Pedro


A un lado de la iglesia hay una graciosa escultura metálica, obra de la artista Pilar Cuenca, que está dedicada a la mujer garganteña, gracias a la cual las calles del pueblo se cubren de pétalos de flores y altares durante la festividad del Corpus Christi.




Nuestra intención era subir a la Peña Negra. Hace un par de meses nos habíamos acercado aquí con el mismo propósito, con la mala suerte de que había programada una cacería por la zona, lo que nos hizo desistir del plan.
Pero hoy lo conseguimos. A la segunda fue la vencida. Realizamos una ruta circular de 14 km. de longitud y unos 700 m. de desnivel.
 
Al salir del pueblo nos equivocamos y tomamos el camino que conduce al albergue La Casona del Valle, donde pudimos rectificar y doblar a la derecha para salir al embalse de las Lindes, que era lo que teníamos pensado.
 
 
 
 
Comenzamos a remontar el desnivel por pista de tierra que pronto se interna en el pinar. Gracias al zigzagueo vamos ganando altura sin notarlo, eligiendo las opciones correctas en las bifurcaciones.
 
 


Nuestra pista acaba muriendo muy arriba, próxima ya al collado que se abre entre la Peña Negra y el Mondalindo. No ofrece especial dificultad remontar la pendiente que nos queda hasta alcanzar el cordal y por él nos encaramamos cómodamente hasta la Peña Negra (1.838 m.), a la que también se conoce como Mondalindo Oriental. En su cumbre hay un par de antenas de comunicaciones y un simpático belén en una oquedad rocosa.
 
 
 
 










Es muy curiosa la perspectiva que se tiene desde aquí de los picachos de la Sierra de la Cabrera. Las vistas son amplias e incluyen, por decir algo, el cerro de San Pedro, el embalse del Atazar, la Centenera, la Tornera, el Ocejón, el Tres Provincias, el puerto de Somosierra, los Reajos, los Altos del Hontanar, etc., sin olvidar las cumbres más altas y ya blancas de nieve, como el Lobo, el Nevero, las Cabezas de Hierro o el Peñalara.
 
 
 Sierra de la Cabrera


Valdemanco


 
 
Tras comer y atacar sin piedad el panetone, nos ponemos de nuevo en movimiento, continuando por el cordal en dirección NNE, alcanzando pronto la cumbre del Regajo (1.744 m.), en la que también hay varias antenas.
 
 
 
 
A partir de aquí alternaremos los tramos de pista con otros de cortafuegos, perdiendo rápidamente altura para volver a pasar por el albergue y entrar en el pueblo por su parte alta.
 
 
 
 
Desembocamos de nuevo en la plaza del ayuntamiento para tomarnos la espuela en el bar Los Canarios, donde ya habíamos entrado a la mañana.
 
 
 
 
 Una antigua casa de comidas



 
Esta vez el centro de nuestras conversaciones no fue tanto el pequeño Nicolás, como en las pasadas semanas, sino el kamikaze de Teruel que ayer empotró su coche contra la sede pepera de Génova. Qué demonios se le pasaría a este hombre por la cabeza... Se acuerdan de la peli Un día de furia o del ingeniero Bombita... Pues igualico.
 
 
Bibliografía
Ver ruta nº 28 de Las mejores excursiones por la Sierra Norte de Madrid. Vicente M. Ortuño. Editorial El Senderista.
 
Enlaces
Peña Negra (por Andrés Campos)

viernes, 19 de diciembre de 2014

Una de paraguas a la ermita de Navahonda (14 de diciembre de 2014)

Domingo lluvioso. Nos fuimos a la Sierra Oeste, concretamente a Robledo de Chavela, una localidad de apenas 4.000 habitantes y considerada un paraíso fiscal para la matriculación de automóviles. Y es que cuenta con un parque automovilístico de más de 110.000 vehículos, según el censo de la DGT de julio de 2013. Tocan a 34 vehículos por cada habitante mayor de 18 años.
 
Nos hemos acercado hasta la ermita de Navahonda siguiendo el GR-10. Para tomar esta senda hay que echar a andar desde el casco urbano por la carretera que se dirige a Navas del Rey. A la altura de la carretera a Valdemaqueda y de la gasolinera debe tomarse la calle que sale en diagonal, a mano izquierda, que llaman Avenida de Nuestra Señora de Navahonda.
 
Tras dejar atrás los últimos chalés, el asfalto da paso a un ancho camino de tierra.
Dejamos a un lado las fuentes de la Mariquita y de la Teja, a izquierda y derecha respectivamente. No recuerdo que nadie hiciera ademán de aprovisionarse de agua. Bastante teníamos con protegernos de la lluvia bajo los paraguas.
Pese al tiempo, avanzamos con total comodidad por el camino, que en realidad se trata de una antigua cañada. En algo menos de hora y media alcanzamos el alto de Navahonda (1.024 m.), que se abre entre los picachos del Almojón (1.178 m.) y de la Almenara (1.262 m.), ambos mencionados en el Libro de la Montería.
 
 
 
 
Teniendo en cuenta que no parece que vaya a dejar de llover, descartamos subir al cerro de la Almenara, que era nuestra idea inicial, y seguimos por el GR-10, en suave descenso hacia la ermita de Navahonda.
 
 
 
 
Al pie de la Almenara y rodeada de encinas, se encuentra la ermita de Navahonda, construida a finales del siglo XVI. Se cuenta que la visitó el propio Felipe II y que durante un tiempo pagó un tributo de perdices al cercano monasterio del Escorial.
El tercer domingo de Pentecostés se celebra aquí una romería y a tal efecto el paraje se halla acondicionado con mesas, bancos y un par de fuentes.
Al exterior presenta un pórtico con cuatro columnas toscanas, sostenidas sobre pedestales, y un banco corrido, lo que nos vino de perlas para resguardarnos y sentarnos a comer.
En el interior cuenta con una sola nave y coro alto a sus pies.
 
 
 
 


Volvemos al pueblo por el mismo camino. Los paraguas permanecen todo el rato abiertos. No es el diluvio, es más bien un calabobos, sin ánimo de ofender a nadie.
Al llegar a los coches nos acordamos de esa expresión de It rains cats and dogs, que el señor BS acostumbra a decir cuando sale a pasear con su bombín.
 
 

 
Bibliografía
Excursiones en tren y a pie por la Sierra de Guadarrama y su entorno. Domingo Pliego. Editorial Desnivel. Ver ruta nº 40.

sábado, 13 de diciembre de 2014

Una ruta pedricera: subida al Cáliz y comida en Canto Cochino (19 de mayo de 2013)

Esta vez planeamos un ruta cortita desde Canto Cochino, pasando al pie del Cancho de los Muertos y dirigiéndonos a continuación hasta El Cáliz.
Durante el itinerario pudimos ver varias cabras montesas haciendo equilibrios sobre los canchos graníticos.
Tras bajar a Canto Cochino nos metimos en uno de los bares a comer un pedripollo, es decir, pollo asado con ensalada. Todo estaba previsto de antemano y por eso la ruta fue corta.









Una vuelta a las Machotas (16 de diciembre de 2012)

Llegan las fechas de la ruta del turrón y en esta ocasión decidimos realizar una ruta circular desde El Escorial, rodeando la Machota Baja o pico de los Tres Ermitaños.
 
 
En la Silla de Felipe II
 
 
Dejamos los coches en el parking que hay junto a la ermita de la Virgen de Gracia.
Tomamos el sendero que asciende a la Silla de Felipe II y el collado de Entrecabezas, bajando a continuación al barrio de Pajares, que pertenece a Zarzalejo.
 
 




Salimos de Pajares por el GR-10 (en este tramo coincide con la que llaman calzada romana), abandonándolo en seguida y tomando una senda a mano izquierda que asciende suavemente, pasa junto a la Casa de los Ermitaños de Arriba y sale de nuevo a la Silla de Felipe II, enlazando con el itinerario de arriba.
La ruta resultó corta. El día amaneció soleado y luego fue nublándose.
Y eee... eeeso es todo, amigosss...

 
 

Una semana recorriendo la montaña leonesa (julio de 2013)

Una semana de montaña por la Cantábrica. ¿Suena atractivo, no? Pues eso es lo que hicimos. Nos limitamos a la vertiente meridional, la leonesa, menos conocida, más dejada de la mano de Dios.
El Espigüete emerge entre el verdor (Valverde)
Nuestra primera noche, antes de dar inicio a la actividad, la pasamos en el Albergue El Refugio, a orillas del embalse de Riaño, que seguramente conozcan los que eran habituales a las salidas del Pueyo.
Dos imágenes del Albergue El Refugio
De izquierda a derecha, Gilbo, Cueto Cabrón, Peñas Pintas y Llerenes
Al pico Coriscao por el valle de Luriana
Fecha: domingo, 30 de junio.
Ver páginas 108 y 109 del libro 50 montañas de la Cordillera Cantábrica (por David Atela). Editorial Desnivel.
Ver ruta nº 6 del libro Las mejores excursiones por las Montañas de León (I), por Amando Represa. Editorial El Senderista.
A medida que ascendemos por el valle de Luriana vamos dejando a nuestras espaldas La Panda, el Calar de Corcadas o la Peña Gabanceda, todas ellas cumbres al sur del puerto de Pandetrave, que todavía conservan algunos pequeños neveros.
En la bucólica hoya de Lurianeta, vigilada de cerca por las Peñas de Vallines, pastan apaciblemente las vacas en torno a una pequeña cabaña.
Seguimos ganando altura y de repente, de manera brusca, aparecen detrás nuestro las siluetas recortadas de unos picachos calizos. Son los Picos de Europa. O sencillamente los Picus, como se les conoce en Asturias. Un espectáculo grandioso.
Desde la cumbre del pico Coriscao (2.234 m.) disfrutamos de unas vistas completas de los Picus, de oeste a este, el Cornión, el Macizo Central y el de Ándara, todavía bien cargados de nieve. Imposible distinguir a los miembros de un comando senderista que en estos mismos momentos deben estar tratando de subir, si no lo han conseguido ya, a Torrecerredo.




Peñas de Vallines


Hoya de Lurianeta


El Coriscao a mis espaldas


Y aparecieron los Picus...


¡Cumbreeee...!

Al pico Correcillas desde Rodillazo
Fecha: lunes, 1 de julio.
Ver ruta nº 30 del libro Las mejores excursiones por las Montañas de León (I), por Amando Represa. Editorial El Senderista.
Tras pasar la noche en un sencillo refugio libre a pie de carretera y muy próximo a Almuzara, nos acercamos al recóndito pueblo de Rodillazo, con la intención de ascender otro dos mil, el pico Correcillas o Polvareda.
Subimos desde el pueblo por una pista de tierra que discurre en paralelo al arroyo de Rodillazo.
En el collado de Santiago (1.574 m.) dejamos la pista para tomar un sendero por el que salvaremos los más de 400 m. de desnivel que nos restan hasta la cumbre, pasando antes por el Cueto Carnero (1.791 m.). Este último tramo está salpicado de escobas, que en esta época del año alegran el paisaje con sus características flores amarillas.
A las dos menos cuarto ya estábamos comiendo en la cumbre del pico Correcillas, desde la que se intuía el lugar en que se extiende la ciudad de León, un poco al sur desde nuestra posición, aunque no éramos capaces de distinguir las agujas góticas de su catedral. Lo que sí se veían eran el Espigüete y los Picus al este, así como Peña Ubiña y los Fontanes al oeste. Mientras estamos en la cumbre, se nos acerca un tranquilo mastín, que debe estar pastoreando algún rebaño cercano.
Por la tarde recogímos a Aída en Villamanín, oficialmente Villamanín de la Tercia, que se encuentra en la antigua carretera que iba de León a Oviedo por Pajares. Con ella éramos ya casi una cuadrilla.
Nos quedaremos un par de noches a dormir en uno de los tres albergues que hay en Villamanín, uno muy próximo a la plaza que está afiliado al REAJ. Rosa, que se encarga de atendernos, resulta ser muy simpática y nos cuenta muchas cosas en los momentos que compartimos. Por lo visto, en este albergue se quedan a pernoctar muchos geólogos o estudiantes de geología, algunos de ellos guiris, que se acercan hasta aquí a llevar sus estudios de campo.
Una clásica excursión que puede hacerse desde el pueblo en el día consiste en la aproximación a la cueva de Valporquero, todo un paraíso para los espeleólogos, por el collado de Formigoso.
Esta zona fue muy castigada por los combates durante la Guerra Civil y es que el frente de Asturias se hallaba muy cerca. De hecho, Villamanín resultó casi completamente destruido y fue rediseñado y levantado de nuevo en la posguerra por el Servicio Nacional de Regiones Devastadas.




Rodillazo












Plaza principal de Villamanín, con el ayuntamiento




Al Cueto Fontún desde Villamanín
Fecha: martes, 2 de julio.
Consultar la Guía de la Cordillera Cantábrica (I): la Cuenca del Bernesga (por Isidoro Rodríguez Cubillas). Editado por la Federación Castellano-Leonesa de Montañismo.
El pico del Fontún, o Cueto Fontún, toma su nombre del pueblo situado a sus pies en dirección al ONO (y que queda a escaso kilómetro y medio de Villamanín). También se le llama a este pico el Machacao.
El trío cuadrillero no podía dejar de subir al Cueto Fontún, estando como estaba al lado. No necesitábamos ni coger el coche.
A los 20 minutos de echar a andar desde el albergue estamos ya en el pueblo de Fontún (1.130 m.). Junto a una fuente arranca el camino de tierra por el que subiremos (letrero con indicación de Cueto Fontún).
Remontando el arroyo del Aguilorto se alcanza la collada de Gete (1.594 m.) y desde aquí efectuamos la ascensión final al Cueto Fontún (1.948 m.) por terreno escarpado. Ni Cristo en la cumbre.
A la bajada cambiaremos de valle, pasando de la collada de Gete, que separa los picos del Fontún y del Salguerón (1.796 m.), a la de Valporquero (1.673 m.) y de esta a la de Formigoso (1.657 m.). Antes de alcanzar la collada de Valporquero se deja una fuente a mano derecha.
En la bajada por el arroyo de Formigoso pasamos junto a un refugio de cazadores abierto, con mesa, sillas y chimenea.
El Cueto Fontún y el inicio de la subida


Subida por el arroyo del Aguilorto


En la cumbre


Hacia el collado de Valporquero


Bajada desde el collado del Formigoso


Refugio de cazadores


Subida a los picos Tres Concejos, Robequines y Estorbín
Fecha: miércoles, 3 de julio.
Ver rutas nº 24 y 26 del libro Montañas de León y norte de Zamora (por Mario A. Gutiérrez y Ángel Fernández). Editado por Anaya Touring.
Consultar las páginas 77 a 82 del libro Alta montaña ibérica: Cordillera Cantábrica, Montes de León y Picos de Europa (por Luis Alejos). Editado por Pyrenaica y la Federación Vaca de Montaña.
Discurren también por la zona las rutas nº 32 y 33 del libro Las mejores excursiones por las Montañas de León (I), por Amando Represa. Editorial El Senderista.
¡¡Peazo ruta la de hoy!! Una travesía lineal entre Pendilla y Tonín, dos pueblos de la montaña leonesa, pertenecientes al antiguo concejo medieval de Arbás, bajo la jurisdicción de la colegiata de Arbás.
Marga se tomó el día de descanso, aquejada de molestias en un tobillo, y Aída y el que suscribe hicimos esta preciosa ruta, enlazando hasta tres dos miles. Hemos pisado algunos neveros. La niebla entraba constantemente desde la vertiente asturiana.
Desde Pendilla (1.335 m.), donde estuvimos charlando con una mujer mayor, ascendimos a la collada de Propinde (1.635 m.), siguiendo el trazado de la antigua calzada romana de la Carisa, y desde este alto al pico Tres Concejos (2.024 m.), así llamado por hacer de linde entre el concejo leonés de Arbás y los asturianos de Lena y de Aller.
A partir del pico Tres Concejos no hay más que seguir hacia el este el cordal, que hace de frontera entre el valle leonés de Bustamores, a nuestra derecha, y Asturias, a nuestra izquierda.
Dejando a un lado el pico Pisones (2.042 m.), alcanzamos cómodamente el pico Robequines o Robequeras (2.110 m.).
Nuestro próximo objetivo es el Estorbín (2.123 m.), al que también llaman el Corbil, punto más alto del día y máxima altura de la sierra del Cuadro. Lo alcanzamos tras pisar algún nevero.
Efectuamos la bajada hasta Tonín (1.254 m.) por el valle del Cuadro.
A la derecha, el valle de Bustamores


Cerca de la collada de Propinde coincidimos con unos asturianos


En el pico Tres Concejos


Pico Pisones


En la cumbre del Robequines encontramos un amontonamiento de piedras

Ahora hacemos cumbre en el pico Estorbín


La puntita del Estorbín y el valle por el que bajamos


Remojando los pinreles al final de la ruta


Hayedo de Valgrande
Fecha: jueves, 4 de julio.
Ver ruta nº 21 del libro Las mejores excursiones por Asturias (por Juan Manuel Quesada). Editorial El Senderista.
Hoy, que ha apretado un poco el calor, hemos hecho una ruta más tranquilita por este bosque próximo al puerto de Pajares.
Echamos a andar desde el pueblo asturiano de Pajares y durante la ruta hemos caminado buscando la sombra de hayas, robles y abedules, y pisado algunas charcas pobladas de diminutos renacuajos.
Tras la ruta nos desplazamos hasta el pueblo leonés de Rodiezmo, próximo a Villamanín, un destino mítico entre las filas socialistas. Y es que el pinar de Rodiezmo acoge cada primer domingo de septiembre la fiesta minera asturleonesa, organizada por el sindicato SOMA-UGT. Por aquí han pasado en las últimas décadas las grandes figuras del socialismo patrio, el Felipito, el Guerra, Almunia, ZP, Rubalcaba y otros.
Acampamos precisamente junto al pinar de Rodiezmo, sentándonos en un prao a tomar unas latas de calamares y pulpo, y a beber unas birritas.
Al fondo, el Cirbanal




Desde el pinar de Rodiezmo contemplamos el Cueto Fontún

Las Tres Marías
Fecha: viernes, 5 de julio.
Ver páginas 80 a 83 de la Guía de la Cordillera Cantábrica (I): la Cuenca del Bernesga (por Isidoro Rodríguez Cubillas), páginas 39 y siguientes. Editado por la Federación Castellano-Leonesa de Montañismo.
Ver ruta nº 36 del libro Las mejores excursiones por las Montañas de León (I), por Amando Represa. Editorial El Senderista.
Ver ruta nº 8 del libro Montañas de León y norte de Zamora (por Mario A. Gutiérrez y Ángel Fernández). Editado por Anaya Touring.
Las Tres Marías o los Tres Cuetos forman un conjunto armonioso. De oeste a este (o de izquierda a derecha, mirándolas desde Casares) son la María de los Corros (1.971 m.), la María del Medio (1.930 m.) y El Palero (1.893 m.). De las tres subiríamos solo a la primera, que es la de mayor altura.
Iniciamos la ascensión en Casares de Arbás, tomando una pista que desde la parte alta del pueblo sale hacia el norte (en dirección a la sierra de Chagos), remontando el arroyo de las Tercias o de Casares. Girando a la izquierda por detrás del Pico alcanzamos la collada de Carrio y desde ella nos encaramamos hasta la María de los Corros (1.971 m.) por terreno escabroso.
Casares de Arbás y Las Tres Marías






Un selfie en la María de los Corros


Playas de Avilés
Teníamos previsto haber subido al Cirbanal desde Caldas de Luna, pero al final decidimos subirnos para Asturias.
En Avilés nos alojamos en un hostal un tanto desvencijado y pasamos un par de días playeros, visitando las playas o playones de Salinas, Arnao y Bayas.
Guardo un buen recuerdo de una noche que cenamos en Avilés de tapas en el bar El Nogal de San Francisco.
Playas de Salinas y Arnao


Documentos