sábado, 17 de octubre de 2015

Subida a la Pradera del Yelmo desde El Tranco, siguiendo la Senda de los Carboneros (17 de octubre de 2015)

Y volvimos a la Pedriza después de unos meses. Señores, la Pedriza no defrauda nunca. Este laberinto granítico es una de las joyas de nuestro Guadarrama.
Nuestra ruta ha consistido en una circular con ascenso a la Pradera del Yelmo desde El Tranco. A la subida hemos tomado la Senda de los Carboneros. A la bajada hemos enlazado con la Senda Maeso, que hemos seguido hasta el Collado de la Cueva, desde el que nos hemos desviado a mano derecha para terminar de vuelta en El Tranco.
La Senda de los Carboneros tiene su inicio junto al merendero Casa Julián. No hay más que remontar la escalera que bordea su lado derecho (marcas blancas y amarillas).
Primeros pasos antes de llegar a Casa Julián
Un joven Manzanares
La Senda de los Carboneros era utilizada en otros tiempos por los carboneros de Manzanares para internarse en el sector suroccidental de la Pedriza, a la búsqueda de robles y encinas que talar para fabricar carbón vegetal con su madera. Los amplios espacios deforestados serían progresivamente colonizados por los jarales.
 Ya estamos en la Senda de los Carboneros
Un senderista en plena forma, aunque ande con la lengua fuera
Es una subida fuerte, de algo más de 700 m. de desnivel. Pero pese a haber tan solo dos descansillos (el Mirador del Tranco y la Gran Cañada) se hace con bastante comodidad.
Un senderista de morado y presumiblemente podemita
En la Gran Cañada, en la que hallamos congregado a un grupo bastante numeroso, se empalma con la subida clásica al Yelmo desde Canto Cochino.
 En la Gran Cañada
Nos queda ahora un último empellón y un poco antes de las doce y cuarto nos plantamos en la Pradera del Yelmo. A la altura del Rompeolas hay un numerosísimo grupo de jóvenes con intención de hacer sus pinitos de escalada en algunas de las numerosas vías de iniciación.
Un arce de Montpellier
Descendemos un poco y a menos de cinco minutos salimos a otra pradera en la que nos sentamos a comer. Es un horario de almuerzo casi parisino pero no nos importa en absoluto. Y además tenemos el aliciente de contemplar la gran mole del Yelmo y a los escaladores trepando como hormiguitas por el Rompeolas.

El día ha estado hasta el momento grisáceo pero ahora el sol hace algunos tímidos intentos por salir, lo cual es de agradecer y mucho. No obstante, tan poco nos demoramos mucho y tras un breve sesteo por parte de Santi, volvemos a ponernos en pie.
Al poco conectamos con la Senda Maeso (marcas blancas y amarillas), que tomamos hacia la derecha. Se supone que pasamos junto al risco de la Lechuza, aunque no consigo identificarlo.
Un poco antes de salir a la Gran Cañada nos encontramos a unos inconscientes jovenzuelos hostigando con un palito a una víbora hocicuda bastante grande, que culebrea por una roca. No quiero ni pensar cómo pudo acabar el experimento.


Atravesamos la Gran Cañada (marcas blancas y rojas) y seguimos de frente por la Senda Maeso, dejando a nuestra izquierda el risco del Ofertorio y el Caracol.
La Gran Cañada
La Gran Cañada
El Caracol
Alcanzamos el collado de la Cueva. En lugar de seguir de frente y terminar en Manzanares, doblamos a mano derecha para bajar hacia El Tranco.
Collado de la Cueva
En las paredes que hay a nuestra derecha hay un par de zonas de escalada bastante frecuentadas por su proximidad a los coches, las placas del Halcón y las del Indio. Se divisa también un gran árbol de color oscuro. Se trata de un viejo alcornoque que está catalogado como árbol singular.
Nos topamos con algunas dificultades en el tramo final. Una valla de una urbanización con chalés dispersos, y quién sabe si ilegales, nos corta el camino. Tras un par de intentonas titubeantes, conseguimos franquear la valla por un hueco que se abre junto a un muro. Callejeando por dentro de la urbanización conseguimos salir a uno de los aparcamientos de El Tranco, en el que hemos dejado la mayoría de los coches. Y las cervezas, en Casa Julián.
Enlaces
Senda de los Carboneros (por Andrés Campos)
El alcornoque del bandolero (del blog Bandoleros del Guadarrama)

1 comentario:

  1. Por si fuera de interés para ustedes, para sus compañeros de rutas o para los lectores de su web, tengo publicado el blog http://plantararboles.blogspot.com
    Un manual sencillo para que los amantes de la naturaleza podamos reforestar, casi sobre la marcha, sembrando las semillas que producen los árboles y arbustos autóctonos de nuestra propia región.
    Salud, José Luis Sáez Sáez.

    ResponderEliminar